El poder del Sofá

Esta semana pasada ha sido una de esas que parecen no acabarse nunca. Los días se persiguen unos a otros con una parsimonia que añaden un peso extra al levantarse a las mañanas. Porque además esta comprobadísimo que la gravedad es el doble cuando intentas salir de la cama a las mañanas.

Y aquí es donde empieza mi dilema.

Por cuestiones de la vida acabé escogiendo un trabajo que, aunque pinta muy bien, me queda a una hora y media de casa. Eso cuando todos los  trenes van bien, que aquí la línea de metro tiene más medallas a los problemas técnicos que Renfe. Mi dilema es, como utilizar esas horas que me quedan libres de la mejor manera. Todos sabemos que cuando estamos descansados y felices, acurrucados bajo la manta mientras miramos una serie de Netflix, nos decimos “mañana me despierto bien temprano y me da tiempo a entrenar un rato”. Y no cuesta nada. Nuestra mente nos pinta un futuro ideal, con un camino de rosas y todo es bonito y felicidad.

homer chocolate.gif

Pero para aquellos que no tienen una voluntad de hierro “cofcof yo cofcof” esto es difícil. El llegar a casa y tener que buscar tiempo para escribir a veces se me hace cuesta arriba. Una semana soy muy constante y a la siguiente es una tortura.

He leído varios libros y he tomado nota de muchas recomendaciones, pero solo hay una manera: empezar.

Coger un hábito no es algo sencillo, pero se puede entrenar. Es un músculo que, aunque esté dormido, se puede ir fortaleciendo con las pesas de la voluntad, esfuerzo y constancia.

Uno de los libros que más me ayudó a entender esto y del cual saqué muchas ideas buenas es el de “El Poder de los Hábitos” por Charles Duhigg.

Charles explica que es una fase sencilla si entendemos como funciona.

Detonante – acción – recompensa.

Muchas veces no tenemos esa recompensa clara y la acción nos parece insulsa y sin poder. Pero ¿qué pasaría si detrás de un esfuerzo tuviéramos algo esperándonos? ¡Sin duda nos pondríamos más a menudo a hacerlo! Por eso es importante tener claro el objetivo al que queremos llegar. Tener presente esa “recompensa”. Pero no sólo eso. Darte un regalo cada vez que consigas lo que te propones incentibara aun más esta idea.

No hace falta hacer un cambio drástico, es mas, se recomienda que no sea asi. Lo mejor es añadir poco a poco pequeños hábitos que al final conformarán uno solo y grande.

Pongamos el ejemplo de escribir:

Ahora mismo no me pongo todos los días porque estoy cansada y lo que menos me apetece es ponerme delante de un ordenador.

Pero voy a introducir un pequeño cambio. Antes de irme a dormir normalmente veo la tele durante una hora casi. En vez de eso, vere solo 45 minutos y los otros 15 los dedicaré a escribir. Escribir algo, lo que sea. Como te ha ido el dia, el color de tu gato o el porque la vecina es tan maruja. Lo que te venga en mente. Lo importante es establecer un hábito que al final te llevará a escribir lo que realmente quieres.

Despues de una semana haciendo 15 minutos, voy a aumentar el tiempo a 20. Y asi sucesivamente. Teóricamente tardamos en generar un nuevo hábito 3 semanas, asi que después de 3 semanas tendré añadidos a mi día a día unos 25 minutos de escribir que antes no existían.

¡Tendré un total de 175 minutos a la semana y 700 min al mes! Unas 11 horas extra que antes no dedicaba a escribir.

Pero nos falta una cosa, la recompensa. ¿Qué es lo que te gustaría recibir al acabar esa sesión de escritura? Para mí, esta es la parte más difícil. Si es una recompensa a largo plazo no la verás realizada hasta de aquí mucho tiempo, con lo que acabarás dejándolo.

Tiene que ser algo a corto plazo, para ese momento y que sea para ese motivo.

¿Qué otras ideas tenéis para esto? ¿Cómo lo hacéis vosotros para encontrar esas “ganas” cuando el día te arrastra de nuevo hacia atrás?

Un abrazo, 

Sara L.

Sangre y Hielo (Blood and Ice)

sangre y hielo

Título: Sangre y hielo

Autora: Robert Masello

Editorial: Vintage

Páginas: 495

Idioma: Inglés, Español

Adquisición: Biblioteca

 

Sinopsis:

Michael por fin tiene una excusa para salir del pozo hondo y escuro en el que se encuentra. Después del accidente que dejó en coma a su novia Kristin, Michael no sabía qué hacer con su vida hasta que su agente le encontró una nueva oportunidad para sacar a relucir su cámara y capturar la belleza de la Antártida. Sin nada que perder, acepta dirigirse a un centro abandonado de la mano de Dios, St. Adélie.

Los días se hacen largos y todo allí parece estar en contra de la vida. No hay noches y el viento lo azota todo. Es un vasto imperio de hielo y nadie quiere reclamarlo.

El centro de investigación de St. Adélie es un punto donde científicos de varias ramas se juntan para llegar a entender los secretos escondidos bajo el hielo. Michael, aunque no es científico, aprovecha las expediciones para capturar fotografías que, con suerte, tendrán éxito en la próxima publicación de la revista en la que trabaja.

En una de estas expediciones, junto con su compañero Darryl, mientras ambos están sumergidos en las gélidas aguas bajo el hielo, Michael descubre un tesoro de lo menos usual. Dentro de un glaciar se encuentra cara a cara con una chica. Pero no está sola. Un hombre está atado a ella. Michael no puede imaginarse que es lo que ésta pareja pudiera haber hecho para merecer tal castigo ni cuánto tiempo llevaban bajo el hielo.

Michael y el equipo sacan al enorme trozo de hielo y lo llevan al laboratorio para descubrir quién es la misteriosa bella durmiente (y el otro).

Lo que no se esperan es lo que ocurre cuando el hielo finalmente llega a deshacerse.

Impresión

Esta novela de ficción, mezcla mundo real con toques de fantasía. Además los escenarios varían, desde una Inglaterra de la época victoriana a la guerra de Crimea hasta la actual América y un laboratorio en el polo sur. El libro está dividido en dos partes, una en la que mayormente habla Michael y que representa el presente y la otra parte que se basa en el pasado y que está explicada mediante Sinclair y Eleanor (sí, vas bien. Cómo habrás imaginado estos son la Bella durmiente y el otro).

La idea es muy buena y cuando llegamos al punto del clímax la historia engancha. Pero he de decir que hasta que me enganchó bien, llevaba más de la mitad del libro. Se me hizo eterna la introducción y he de admitir que hubo párrafos que me salté. No me aportaba información necesaria para nada. Las descripciones de ciertos animales o cosas al principio de la novela eran al dedillo y que quieres que te diga, a mi eso me cansa cuando llevo 4 páginas igual hablando de una sola cosa. Pero luego el autor se relaja y la verdad es que la historia se hace mucho más llevadera.

El plot es fácil de seguir, está muy bien marcado cuando habla uno o el otro o si nos encontramos en el presente o no. La parte de Sinclair y Eleanor me encanta y puedo realmente conectar con ellos. Sin embargo no me sucede lo mismo con Michael hasta tirando más bien al final.

Me encantan los detalles que Robert utiliza para describir pequeños detalles de la época de Sinclair y Eleanor, desde la ropa que utilizaban hasta como era un hospital de campaña en la guerra de Crimea. Y el hecho de leer un poco la historia de Miss Florence Nightingale… bueno ahí me salía la vena enfermeril un poco.

Pero en definitiva es un libro bueno, vale la pena cuando llevas un rato leyendo, solo hay que darle una oportunidad. Y si te gustan las novelas históricas esta tiene un punto que no te fallará.

Sara L.

Diapositiva3

Big Little Lies (Pequeñas Mentiras)

big little lies

Título: Pequeñas mentiras

Autor: Liane Moriarty

Editorial: Penguin

Páginas: 460

Idioma: Inglés, Español

Adquisición: Comprado (Kindle)

“Eso es porque el valor total de una mujer viene dado por su aspecto.” dijo Jane “Es por eso. Porque vivimos en una sociedad obsesionada con la belleza y en donde lo más importante que puede hacer una mujer es ser atractiva para los hombres.”

Sinopsis:

Seguramente has oído a hablar de esta novela. O quizás has visto la serie. Esta peculiar historia ha causado furor y de buenas a primeras parece una historia sacada de un capítulo de “Mujeres Desesperadas”. Tres mujeres se verán en una encrucijada; problemas con la escuela, con exmaridos, madres solteras…

Y un asesinato de por medio. En qué escuela no pasan minucias como ésta.

Madeline es una mujer imparable y aunque haya recién cumplido los 40 se siente como una joven de 20. Eso sí, se ve más arrugas que nunca y eso la deprime profundamente. Otro pequeño detalle, nunca olvida y nunca perdona. Así que después de que su primer marido, Nathan, la abandonara con su hija pequeña para vivir la vida, Madeline no es que lo tenga en su lista de personas VIP. Y ahora aún menos, ya que Nathan y la hippie de su esposa han venido a vivir a la ciudad. Asi que ahora sus hijos compartiran escuela y se verán las caras todos los días, ¡bien! Oh Joy~

Celeste posee una belleza natural que hace que todos se giren para mirarla. No le hace falta maquillaje ni ningún esfuerzo extra por estar radiante (hecho que hace que Madeline la odie, de forma amigable claro). Es gran amiga de Madeline y parece tener una vida ideal, casada con Perry, su marido rico y atractivo (veáse Ken), dos hijos, una casa (caserón) al lado del mar… Pero no todo lo que reluce es oro y la historia es oscura, triste y a mi me dejó con mal cuerpo.

Por último, tenemos a Jane. Madre soltera que se acaba de mudar a Pirriwee y que conocerá a Madeline y Celeste por un fortuito accidente. Jane esconde un secreto que no desvelará hasta que lleves un buen rato leyendo pero que te hará pensar en esos detalles que Liane va describiendo.

Así que sigue leyendo hasta el final, pero no creo que te imagines como acaba. Para mí fue la crème de la crème. Y yo tampoco hubiera hablado con la policía (sólo digo…. Ya me entenderás si lo lees).

Impresión:

El libro de Liane Moriarty es una historia de ficción, pero no de fantasía, una mezcla entre policiaca y culebrón (no creo que exista un género llamado como tal, pero es lo que mejor lo describe. Asi que bienvenido al mundo sea).

Sabes cómo piensan y sienten los personajes en cada momento (para bien o para mal, prepárate para sentir una montaña rusa). Y lo mejor es que cada capítulo está narrado desde diferentes puntos de vista. Así que una misma situación puede ser ligeramente diferente según con los ojos a través de quien mires. Creo que Liane tiene un don especial para describir lo que sienten cada una de ellas y la facilidad con la que te puede hacer sentir en una piel diferente.

El plot empieza con un flashback, una vez explicado que hubo un asesinato en la escuela donde van los hijos de las protagonistas, la autora nos envía meses atrás para descubrir como los personajes llegaron hasta tal punto.

Para mí, la mejor es Madeline. Es un poco bruta, pero me tenía que reir con ella.

También quiero comentar que la crítica que hay hacia una sociedad materialista, superficial, es brutal. Lyanne las va dejando caer sutilmente por ahí.

En general decir que me gustó mucho. El libro me enganchó desde el principio, no se hace aburrido ni monótono en ningún momento y esta tan bien expresado que veía la historia en mi cabeza como si estuviera viendo una serie de Netflix en mi casa.

Así que, si estás pensando en que libro leer próximamente, dale una oportunidad, seguro que te sorprendes. Y te echas unas risas de paso.

Dime que te parece más abajo en los comentarios y si sabes de alguna otra historia que sea similar. Yo soy más de libros de ficción, fantasía…pero todo es bienvenido.

Un abrazo.

Sara L.

4 out of 4

Stop Worrying, Start Writing

start writing

Título: Stop Worrying, Start Writing

Autora: Sarah Painter

Editorial: Siskin Press

Páginas: 131

Idioma: Inglés

Adquisición: (Comprado) Kindle

Sinopsis:

Antes de empezar, decir que este libro lo he comprado en inglés y por lo que veo aún no tiene versión en español. Cuando esté disponible ya os añadiré un link.

Hoy voy a hablar de un libro distinto a los que he mencionado antes. No es ficción ni tampoco fantasía, si no un libro para dar un empujoncito a aquellos escritores que estén trabajando en una obra y sobre todo para aquellos que seamos nuevos en esto. Aunque esto no es un requisito, es un libro muy fácil de leer y aunque ya seas un experto en la materia nunca va de más conocer otros trucos. El conocimiento no ocupa lugar, dicen.

Seguir Leyendo

Las Musas

¿Dónde viven las Musas_

Por fin llego a casa. Ha sido un día largo y caminar bajo la lluvia hace que sienta aún más esas ganas de sentarme y ponerme a escribir. Es como una melancolía que me arropa conforme me alejo de la estación. Me recuerda a algunos domingos en casa, cuando era pequeña, y podía ver la lluvia a través de la ventana mientras yo estaba calentita dentro. El repicar de las gotas contra el cristal, el tono grisáceo del cielo y el olor a tierra mojada. No ahora, que, aunque lleve paraguas el viento lo tira pa’trás y deja las vergüenzas al aire, lo que hace que acabe mojada igual. Y además con un paraguas inútil.

Seguir Leyendo